miércoles, 29 de mayo de 2013

Antes y después

Hoy vamos a hablar de la famosa calle de Alcalá, tramo importante por sus conexiones con la principales zonas turisticas de la ciudad.




El primer tramo de la calle de Alcalá tiene edificios señoriales y bien conservados que en el siglo XIX fueron el centro de la actividad social y mercantil de la ciudad. Destacan obras arquitectónicas como la antigua Real Casa de la Aduana, en el número 11 de la calle, mandada construir por Carlos III en 1769 y que en la actualidad es propriedad del Ministerio de Hacienda. Otro edificio relevante, situado junto a la Casa de la Aduana, es la Real Academia de San Fernando, creada en 1752 por Fernando VI, en un edificio diseñado por Churriguera a principios del mismo siglo para residencia del banquero Juan de Goyeneche. Muy cerca de la Casa de la Aduana se encuentra el remodelado Casino de Madrid, construido a principio del siglo XIX por López Salaberry, según el proyecto de Luis Esteve, con una fachada y escalera interior de estilo modernista. Destinado durante muchos años a los socios, hoy es lugar de reunión de empresarios y de celebración de actos culturales de toda índole, que encuentran en la solemnidad de su interior un lugar lujoso y acogedor. En el cruce con la calle de Sevilla se encuentra el edificio por todos conocido como la Equitativa, construido para una importante compañía americana de seguros por José Grases Riera en 1891, y donde hoy se instalan las oficinas centrales del Banco Español de Crédito.