miércoles, 28 de marzo de 2018

¿No te gustan las procesiones? Pues te proponemos planes alternativos


¿Quieres ver algo más que las procesiones durante este fin de semana de la semana santa? Madrid te ofrece exposiciones, eventos, fiestas y espectáculos.


Desde el 29 de marzo hasta el 31 de marzo, La Casa Encendida acoge un evento muy particular organizado por El Red Bull BC One Camp. Durante estos tres días los españoles podrán disfrutar lo mejor del baile urbano y el break dance con workshops, charlas y competiciones para aprender y experimentar el baile. El último día, el sábado 31, hacen la final nacional del RB BC One para conocer quién representará a España en la final mundial de Zúrich, que se celebrará en septiembre.  

Además de eso, hay un montón de exposiciones temporales muy interesantes como la de Beatriz González y la exposición que tiene como eje la figura de Isadora Duncan.

Beatriz González está considerada una de las figuras más influyentes de la escena artística colombiana, pionera del arte pop e incisiva cronista de la historia reciente de Colombia. El Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía desde el 28 de marzo hasta el 2 de septiembre de 2018 acoge su trabajo, el cual está muy relacionado con el presente. A través de su arte intenta contar aquello que la historia no puede. 

El Espacio Fundación Telefónica, en Malasaña, hasta el 24 de junio de 2018 acoge una exposición sobre la representación de la modernidad a través de figuras que contribuyeron a su invención. Isadora Duncan fue una de estas figuras porque puso las bases de la danza contemporánea deslizándose el corsé y las puntas para emular con la expresión de su cuerpo los movimientos de la naturaleza y las emociones más puras.


Si todo eso no te ha llamado la atención, tranquilo, la fiesta en Madrid nunca acaba. Las calles se llenaran estos días con espectáculos, ciclos de magia y obras de improvisación. Además, como siempre hay un montón de bares, discotecas y locales donde tomar una cerveza con amigos y escuchar buena música.


Si estas sediento de nuevas aventuras te proponemos algunos juegos particulares: jugar al Comecocos en vivo, vivir en primera persona una noche de intriga e investigación sabiendo que el asesino cena a tu lado, parques de aventuras, restaurante con Escape Room, realidad virtual para grupos y una experiencia de Paintball. 


Parque temático: Aventura Amazonia

Con todo lo que ofrece Madrid, no importa la edad que tienes, seguramente puedes disfrutar estas vacaciones al 200%...

lunes, 26 de marzo de 2018

Las tradicionales torrijas


Durante la Semana Santa los españoles disfrutan del dulce más humilde y típico de estas fechas: las tradicionales torrijas. Aunque el origen de las torrijas no está muy claro, sí que se sabe que es una antigua receta europea —puede que de tradición romana—, y aparece en Inglaterra y Francia también. Probablemente el origen es árabe o sefardí dado que aparece en los primeros libros de recetas firmados por los cocineros Domingo Hernández de Maceras (1607) y Martínez Montiño (1611). Aparte de eso, las primeras referencias históricas sobre la torrija se remontan al siglo XV. En aquel momento se utilizaba este alimento para ayudar a las mujeres que acababan de dar a luz a recuperar sus fuerzas tras el alumbramiento. Las torrijas también se han consumido en épocas de estrecheces económicas, en las que se necesitaba un alimento completo y barato que, además, permitiera aprovechar ingredientes que habían sobrado la cocina. De hecho, se considera humilde porque aprovecha el pan duro y lo convierte en un postre delicioso. Los ingredientes de la receta tradicional son:
  • Una barra de pan
  • Un litro de leche
  • 200 gramos de azúcar
  • Dos ramas de canela
  • Ocho huevos
  • Canela en polvo
Su elaboración es muy simple. En primer lugar hay que cortar una barra grande de pan en rebanadas más bien gruesas. En un plato hondo mezclar la leche con el azúcar y la canela. Cuando la leche hierva, se introduce el pan y se remoja. En otro plato, batir los huevos. En una sartén con aceite hirviendo freír las rebanadas de pan, previamente pasadas por la leche azucarada y por el huevo batido, hasta que queden bien doradas. Luego escurrirlas bien. Una vez que las torrijas estén frías, añadir azúcar y canela en polvo por encima.
Torrija con nata y fresas
Aunque es un dulce muy tradicional, cada establecimiento las elabora de una forma distinta con un toque personal. De esta manera se pueden probar diferentes tipos de torrijas: dulces y saladas, con leche, con vino, con azúcar y canela, etc. Los pasteleros ofrecen un montón de variantes interesantes para innovar este postre. Un ejemplo es la torrija rellena de crema o la de té verde o la bañada en chocolate. En algunos restaurantes las sirven con nata y fresas, y hay quien se ha atrevido a hacer torrijas saladas, con queso, pimientos y anchoas, abandonando el campo de los postres para convertirlas en un plato totalmente distinto.


La Asociación de Cocineros y Reposteros de Madrid y la Asociación de Empresarios Artesanos del sector de Pastelería de Madrid cada año organiza el concurso de "Las mejores torrijas". En esta segunda edición han participado 26 locales que luchan para conseguir el título de la mejor torrija clasificada en tres categorías diferentes: tradicional, innovación y sin gluten. Una cafetería con más de 150 años de historia, El Riojano (Calle Mayor, 10), ha sido elegida como el lugar donde comer la mejor torrija de Madrid. Desafortunadamente solo las preparan en Semana Santa, pero son las vencedoras indiscutibles de la cata. El maestro pastelero de la cafetería, Roberto Martín, dice que “originariamente la torrija era el postre que se hacía en cualquier celebración. En época de carencia era lo más socorrido. Pan viejo había en todas las casas, y leche se conseguía a diario en cualquier vaquería.”
A nosotros nos encanta, ¡pruébalos y nos cuentas!





miércoles, 21 de marzo de 2018

El Rastro



Con más de 400 años de historia, el Rastro se configura como uno de los mercados más antiguos de Madrid. Está documentado desde 1740 como un lugar de encuentro para la venta y cambio de ropa de segunda mano.
En el Rastro más de 1.000 vendedores ambulantes ofrecen a los visitantes de todo. Hay zonas especializadas de venta como:
  • Calle del Carnero y Calle de Carlos Arniches están especializadas en la venta de libros antiguos.
  • Calle de Rodas, Plaza del General Vara del Rey y Plaza de Campillo del Mundo Nuevo se dedican a la compra-venta de revistas, cromos y juegos de cartas.
  • Calle Fray Ceferino González (conocida como la calle de los pájaros) que antiguamente se dedicaba a la venta ambulante de animales. Hoy sólo quedan algunas tiendas especializadas.
  • La Ronda de Toledo, a lo largo de ella y desde mediados del siglo XX se suele vender música y materiales diversos.
  • Calle de San Cayetano (conocida como la calle de los pintores) acoge diferentes locales en los que se pueden comprar algunos cuadros además de materiales para pintar.
  • La Plaza de Cascorro está especializada en la venta de ropa underground y accesorios.
  • La plaza del General Vara del Rey, además, ofrece gran cantidad de puestos de ropa de segunda mano.
El nombre de este mercadillo se debe a la zona que ocupa, o sea la Ribera de Curtidores. Antiguamente en el lugar donde se regula el mercado había curtidurías cerca de un matadero. Cada vez que las reses se transportaban hasta las curtidurías, se dejaba un rastro de sangre. De ahí su nombre.  

El Rastro se regula municipalmente abriéndose sólo los domingos y días festivos. El mercado comienza a las 9:00 horas de la mañana hasta las 15:00 horas de la tarde. Por cierto es una oportunidad perfecta para disfrutar de un día paseando por el mercado, tomando el sol y terminar tomando unas tapas en los bares de la zona. De todos modos hay que tener cuidado con los objetos de valor ya que es muy común que la zona esté llena de carteristas a la caza de turistas distraídos.

La manera más cómoda para dirigirse al Rastro es en metro desde las líneas:
    Línea 1 en sus estaciones de Tirso de Molina y Sol.
    Línea 2 en sus estaciones de Sol y Ópera.
        Línea 3 en sus estaciones de EmbajadoresLavapiés y Sol.  
Línea 5 en sus estaciones de ÓperaLa LatinaPuerta de ToledoAcacias.

También se puede acceder desde las líneas de autobuses y a través de Cercanías Renfe o sea  o  Sol y   Embajadores