miércoles, 6 de junio de 2018

La movida madrileña

La época de la movida madrileña empezó durante los primeros años de la transición de la España postfranquista hasta mediados de los 80. Fue un movimiento contracultural que defendía la libertad de expresión. Fue una nueva forma de expresión, la cual rompió las cadenas franquistas y se impuso con un carácter innovador y de libertad. 

Sin duda, el pistoletazo de salida de la movida española fue el Concierto homenaje a Canito, o sea al hombre que tocaba la batería en el grupo Tos (futuros Los Secretos) que falleció en un accidente de coche en 1979. Para esta ocasión se reunieron los artistas que serán los mas importantes en este movimiento artístico,como por ejemplo Nacha PopAlaska y los Pegamoides. 

 Otro punto cumbre de la Movida fue el 23 de mayo de 1981, cuando los alumnos de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid de la Universidad Politécnica de Madrid, organizan "El Concierto de Primavera" durante el cual 15.000 personas pudieron disfrutar de mas de ocho horas de festival.
Este fenómeno artístico social no fue un hecho aislado, también se expandió por otras ciudades españolas apoyado mediáticamente por el alcalde de Madrid, Tierno Galván. El apoyo político a esta cultura alternativa intentó dar un lavado de cara a la imagen negativa española que se construyó durante la dictadura. Con esta decisión todo el mundo se dió cuenta que los españoles comenzaban a recuperar su voz y su identidad. Por fin España se abrió a la modernidad.

Cabe decir que fue más que un movimiento, fue una suma de talentos. Músicos, pintores, fotógrafos y cineastas van conformando una escena artística multidisciplinar. De hecho hablamos de un movimiento artístico, el cual influyó además de en la música, en otros campos como en la fotografía o en la pintura. En lo que concierne al cine, Pedro Almodóvar fue el máximo exponente a tráves de películas como Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón que rodó en 1980. Ademas de en el cine, los efectos de la difusión de las ideas hacia la libertad de la movida madrileña se reflejaron también en:
  1. Literatura: Narrativa en la Posmodernidad, en la que participó Gregorio Morales,el cual sintetizó los objetivos de esta literatura con las siguientes palabras: “Superación de la narrativa decimonónica y de la vanguardista. Asunción completa del presente, precisamente para definirlo, negarlo y saltar por encima de él. Construcción de nuevas realidades que muestren horizontes desconocidos”;
  2. Sociedad: se fundó el colectivo «Cascorro Factory» para vender sus cómics en El Rastro, produciendo las primeras ideas transgresoras de la incipiente Movida Madrileña, y abriéndose, poco a poco, a otras disciplinas gráficas;
  3. Prensa: con un contenido especialmente musical, los medios artesanales reflejaron e impulsaron el verdadero espíritu de La Movida, hasta entonces conocida como "el rollo", y contribuyeron a la creación de una identidad común. Un ejemplo es el Premamá (Prensa Marginal Madrileña) o Madrid Me Mata;
  4. Televisión: Programas de televisión tan revolucionarios como La Edad de Oro y La Bola de Cristal acercaron el espíritu de la movida a los hogares españoles;
  5. Graffiti: el mayor exponente fue El Muelle (Juan Carlos Argüello).

 En resumen, la movida madrileña aportó un sentimiento de libertad y un apertura hacia la modernidad.