viernes, 15 de noviembre de 2013

Las 500 dudas más frecuentes del español

La lengua española es un patrimonio que tenemos que defender y enriquecer cada día. Para preservar su dignidad es necesario que se hable bien y que se escriba bien y por lo tanto que se utilicen palabras cultas y no se hagan errores.


Esta foto está cogida de www.librosyliteratura.es

Con este objetivo surge la obra de García de la Concha, director del Instituto Cervantes, “Las 500 dudas más frecuentes del español", editada por Espasa. Una obra que intenta desarraigar del español todas las malas expresiones y resolver todas las dudas gramaticales, de ortografía, de pronunciación y de léxico.

Según García de la Concha el problema proviene de la lectura. Para ampliar el vocabulario y no maltratar el español se debe leer más, de hecho se dice “más libros, más libres, más libros, más cultos y más libros, más ricos.”  El español es una lengua que tiene muchos matices y es una lástima constatar que la mayoría de los hispanohablantes tiende a empobrecer su lenguaje utilizando abreviaciones y a expresarse cada vez de la misma manera.

Por lo tanto, tenemos que preguntarnos: ¿Por qué es importante este libro?
Porque, recogiendo las 500 dudas, las respuestas y los ejemplos para el uso correcto del habla o redacción, nos ayuda a mejorar el lenguaje.

Está dividido en cinco capítulos: 1) Dudas generales, 2) Sobre pronunciación y ortografía, 3) Sobre gramática, 4) Sobre léxico y significado de palabras y 5) Sobre el texto.
Entre las dudas que este libro resuelve nos encontramos:

¿Se puede usar la expresión bajo mi punto de vista? 
No se considera recomendable. La preposición bajo aporta a las construcciones en las que aparece el significado de posición inferior, sea esta real o metafórica.
 ¿Qué diferencia hay entre “porque”, “porqué” y “por qué” y "por que"?

Porqué es un sustantivo (el porqué, es decir, la causa, el motivo); siempre va precedido del artículo (el) o de otro determinante (su, este, otro...).
Ejemplo: No explica nunca el porqué de sus decisiones.
Porque es una conjunción causal.
Ejemplo: Lo he entendido porque me lo has explicado muy bien.
Por qué sólo se usa en oraciones interrogativas, directas e indirectas.
Ejemplos: ¿Por qué no has venido a la fiesta? (Interrogativa directa) No sé por qué se ha portado tan mal.   (Interrogativa indirecta)
Por que se compone de la preposición por y del pronombre relativo que; se puede sustituir por "el cual, la cual", etc.

Ejemplo: Fueron varios los delitos por que fue juzgado.

Con el método “pregunta y respuesta” este libro representa un verdadero tesoro de la lengua española porque permite una consulta más rápida y fácil. Todos tendrían que leerlo y tenerlo en casa porque nunca se deja de aprender.