lunes, 16 de diciembre de 2013

Tirar los tejos

El origen de esta expresión se remonta a un antiguo juego que consistía en tirar una piedra o trozo de teja, generalmente caído de algún tejado, contra un palo de madera puesto en el suelo para derruirlo.




Esta foto está cogida de blogs.20minutos.es


Este juego tomó el nombre de “tejo” y cuando los chicos jugaban en las plazas o en los parques públicos, algunas veces desviaban sus tiros hacia la chica que les gustaba y que pasaba por allí, y con el pretexto de ir a recogerlo aprovechaban para atraer su atención y para intentar acercarse a ella.


Poco a poco, la expresión se popularizó y adquirió el significado de “manifestar interés por una persona” y “entablar una amistad especial” junto a otra que es “tirar fichas”.